Recientemente os contábamos cómo llegar hasta los ibones de Anayet. Ahora llega el momento de subir al pico Anayet, en el magnífico entorno que nos propone el Valle de Tena y los Pirineos. Si te animas a hacer esta ascensión, podrás divisar una espectacular panorámica de los ibones de Anayet y el Midi d’Ossau.

Ibones Ayanet / Foto: xavigrane

Después de subir hasta los ibones de Anayet tienes la opción de subir al Vértice de Anayet, a la izquierda del pico. A este puedes subir por un sendero que discurre por su cresta. Pero aquí te vamos a contar como es la subida al Pico Anayet, no al vértice.

 

Desde el ibón verás un sendero que sale directo al pico. Si tomas este camino irás por una senda que te lleva pegado al Anayet. Una zona pedregosa y de mucha pendiente. Nosotros te recomendamos rodear el ibón y tomar la ruta que sale hacia la izquierda y que se dirige a un collado que queda entre el vértice y el pico, donde se unirá con la otra senda más complicada.

Foto: vtor74

Ya estás en el collado del medio, a tu izquierda el Vértice de Anayet y a tu derecha el Pico Anayet. Vamos a la derecha. Al principio tomamos un sendero que se divide (mejor ir por el de abajo, más cómodo), rodeamos por la derecha un roca roja y llegamos a un tramo en el que pasas sobre un macizo. Tras superarlo, llegamos a la parte interesante, el paso de las cadenas. Se trata de una cadena instalada sobre una pared de bastante inclinación que hay que atravesar. Aquí debemos extremar la precaución porque no se admiten caídas. Es un tramo bastante aéreo y que en caso de lluvia o hielo no recomendamos utilizar por el riesgo que conlleva.

Al terminar la zona de las cadenas andamos un poco para relajarnos y seguidamente giramos a la izquierda. Aquí nos encontramos con un corredor de una fuerte pendiente en el que a tramos hay que subir trepando. Si es un día de mucha afluencia deberemos tomarlo con filosofía ya que todo el mundo sube y baja por el mismo corredor y pueden caer piedras. Tras ascender por esta chimenea, giramos a la derecha y ya sólo quedan unos metros para la cima. ¡¡Anayet conquistado!!

Valle de tena hacia canfranc visto desde el ibón de anayet. Una excursión dura pero muy bonita. / Foto: ruben_cuenca

Ahora a reponer fuerzas y disfrutar de las vistas desde la cima antes de descender por el mismo sitio que hemos subido en dirección al collado.

Si vas con tiempo, también puedes subir a Vértice del Anayet y desde ahí podrás ver en un mismo plano el Pico Anayet y el Midi.

Ven y disfruta en el Valle de Tena. Desde Casa Biescas estaremos encantados de ayudarte a preparar tu estancia en un entorno tan magnífico como son los Pirineos Oscenses.

 

 

Autor artículo: https://www.casabiescas.es/

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies