No hay nada mejor que reavivar la pasión en plena naturaleza. Los pirineos aragoneses ofrecen diversidad de incentivos para que una escapada romántica sea distinta. Os proponemos qué hacer en pareja a la hora de salir en turismo rural, pues según diversos estudios es en primavera cuando se tienen más ganas de salir con pareja.

En primer lugar, deberemos escoger una casa rural con encanto. Que esté al lado de la montaña y de la naturaleza para sentirse algo aislados, pero a la vez con suficientes conexiones para visitar y hacer otras cosas. En Casa Biescas, en Gavín, hay un excelente servicio y habitaciones cuidadas para parejas de enamorados.

montaña amor 2

Uno se escapa a las montañas para relajarse. Hacer deporte está bien, pero cuando queremos estar más tiempo con nuestra pareja, los balnearios y spa se convierten en toda una atracción. Según los datos extraídos del estudio Turismo Termal en España publicado por la Escuela de Organización Industrial (EOI), los 114 balnearios que hay en España han ofertado 20.000 plazas el pasado año, algunas de las cuales están en los pirineos aragoneses. El turismo termal crece y cuenta con ofertas para dos muy atractivas.

Las montañas también engloban algunos spa naturales que se han formado por la erosión en miles de años y son ahora lugares para visitar y poder bañar en ellos. Son perfectos para finales de primavera y verano cuando las temperaturas suben.

montañas parejas

Las rutas enológicas de Huesca son conocidas por todos. En este caso, la pareja de enamorados puede descubrir el vino de la zona en una vuelta por sus bodegas. Allí se dan catas, explicaciones y se deja ver la elaboración de los vinos de Somontano, una de las DO que más crece en poco tiempo. El vino está unido a las propiedades gastronómicas de esta región, que esconde también buenos restaurantes. La cocina de montaña, las exquisiteces de la zona, o bien optar por platos afrodisiacos, como el marisco, el chocolate y otros menos conocidos, como puedes ser la miel, las especias de la canela, el azafrán o el aguacate, según da a conocer la empresa Dolce Love, puede ser una de las mejores maneras de estar bien con la pareja.

Ello se suma a las rutas milenarias o a la visita de pueblos de cuento, totalmente románticos. Es el caso de Aínsa, de Jaca, o de Biescas, todos ellos con una arquitectura medieval que puede visitarse y donde la pareja se sumergirá en un regreso al pasado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies