Es conocido que el paisaje mágico del Pirineo aragonés está formado por preciosos valles y montañas. Pero sin duda, también merece mención especial la arquitectura románica. De este tipo de construcción podemos visitar y disfrutar de bonitos puentes que se entremezclan perfectamente con su entorno.

Puente nuevo de Canfranc: Su construcción data del año 1599 y es obra del maestro cantero bearnés Ramón de Argelas. Tiene 35 m de largo con arquitectura románica y rosca de arco con restos medievales, aunque una gran parte del puente data del siglo XVI.

Puente nuevo de Canfranc / Foto: lasfotosdeluismi

Puente de San Miguel: cerca de Jaca, data del siglo XV, tiene 96 m y sirvió durante muchos años de conexión entre la población de Jaca y los valles occidentales de esta zona hacia el Camino de Santiago.

Puente de San Miguel

Puente de Perruana: Puente sobre el río Ésera, fuertemente caudaloso en el cual se pueden realizar algunas actividades de aventura. El puente es el eje central de otros elementos románicos de esta zona, como el Castillo de El Mon, la iglesia de San Clemente o la iglesia de San Martín.

Puente de Perruana / Foto: saralacelia

Puente medieval de Villanúa: Si nos detenemos en esta población podemos ver que, justo en la entrada de ésta, se halla el Puente Medieval, que realmente todavía está en uso. Se construyó en el año 1100 a partir de sus cimientos romanos. Durante la edad media sirvió para unir poblaciones y era de paso para ir a otros municipios y, para pasar por él, se debía pagar un peaje.

Puente medieval de Villanúa

Puente del diablo, en Olvena: Recibe este nombre porque una leyenda cuenta que lo construyó el mismo diablo a cambio del alma de una bella joven del lugar, que finalmente se quedó con el puente. Este puente de piedra está sobre el río Esera y es de origen medieval.

Puente del diablo, en Olvena / Foto: mjguardia

Puente de Sarsa de Surta: Localizado en la población de Sarsa de Surta, hoy en día casi despoblada.

Puente románico de Capella: Está sobre las aguas del río Isábena. La belleza del puente conserva algunos elementos, tales como los arcos o los lomos de asno.

Puente románico de Roda de Isábena. Data del siglo XII. Está formado por una única arcada de casi 20 m de luz, y un perfil alomado realmente muy estrecho.

 

Desde Casa Biescas estaremos encantados de ayudaros a programar las visitas durante vuestra estancia en nuestra casa. ¡Os esperamos!

Autor artículo: www.casabiescas.es/

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies